AGRAMA PONE A PUNTO UN SISTEMA DE SECUENCIACIÓN GENÓMICA ENFOCADO A LA PROTECCIÓN DE ROYALTIES Y DERECHOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL EN EL SECTOR AGRÍCOLA MEDIANTE EL ANÁLISIS DE ADN

La mejora genética de los cultivos y la obtención de nuevas variedades vegetales con alto valor añadido tienen una serie de ventajas para los agricultores, sin embargo el coste medio y el tiempo que se tarda en poner una nueva variedad vegetal en el mercado es muy elevado , por lo tanto, es vital proteger los resultados de los trabajos de los obtentores de nuevas variedades vegetales y respetar sus derechos de propiedad intelectual. Laboratorio AGRAMA pensando en proteger tanto los derechos de los obtentores vegetales como de los consumidores, ha desarrollado un nuevo servicio de análisis de ADN para ayudar a las compañías obtentoras vegetales a proteger los derechos de propiedad intelectual y evitar el fraude alimentario que puede afectar al consumidor.

La mejora genética de los cultivos y la obtención de nuevas variedades vegetales con alto valor añadido tienen una serie de ventajas para los agricultores: mayores rendimientos, mejor calidad, mayor resistencia a las plagas y mejores precios de mercado. La investigación y desarrollo de nuevas variedades vegetales por las empresas obtentoras ha permitido a los agricultores duplicar los rendimientos en los últimos 50 años, con un aumento de la calidad de las cosechas. La investigación y desarrollo de nuevas variedades vegetales requiere de sus creadores (los obtentores vegetales) importantes esfuerzos en tiempo, trabajo y recursos económicos y humanos. Así por ejemplo, el coste medio para poner una nueva variedad vegetal en el mercado es de 1 a 1,5 millones de euros, y se tarda de 10 a 12 años en conseguirlo.

El desarrollo de nuevas variedades vegetales sólo es posible con una inversión continua en los programas de investigación. Para sostener los programas de mejora y el desarrollo de nuevas variedades vegetales es vital proteger los resultados de los trabajos de los obtentores vegetales y respetar sus derechos de propiedad intelectual. Sin embargo, para las empresas obtentoras de variedades que buscan proteger sus derechos de propiedad intelectual, la identificación de nuevas variedades vegetales por su apariencia física (fenotipo) puede ser difícil. Muy a menudo, el fenotipo carece de características distintivas, lo que significa que el cultivo patentado no se puede diferenciar fácilmente de los cultivos similares no modificados. Este problema se resuelve actualmente mediante el análisis de ADN, que incluye los procesos de secuenciación o análisis de marcadores (SNPs, STRs..etc).

Laboratorio AGRAMA ha desarrollado un nuevo servicio de análisis de ADN para ayudar a las compañías obtentoras vegetales a proteger los derechos de propiedad intelectual así como el fraude alimentario que puede afectar al consumidor.  Este servicio de análisis de ADN cubre una amplia variedad de cultivos, desde cultivos herbáceos hasta frutas de huerto. Mediante el análisis de ADN, AGRAMA puede ayudar a las empresas a identificar a  proveedores que están usando su producto sin permiso, de forma ilegal, así como asegurar al consumidor que el producto que compra no está manipulado. Usando este método, se puede identificar el área en la que se cultivan los productos, establecer la presencia de contaminaciones cruzadas o intercambio durante la cadena de suministro y evaluar si el producto se ha etiquetado con precisión en las tiendas. Para lograr este alto nivel de precisión, Laboratorio AGRAMA requiere solo una pequeña parte de la muestra. Cada muestra tiene un código de barras., por lo tanto, el cliente tiene una trazabilidad completa de la muestra.

Si desea más información, póngase en contacto con nosotros. Si lo prefiere, en los siguientes teléfonos: +34 95 490 60 43 / +34 95 511 99 46